Las 4 claves definitivas para entender la cuota de autónomos

El coste de la seguridad social propia, la cuota de autónomos, constituye uno de los costes más importantes del inicio de una actividad, tanto por su fijeza (ya que es independiente del volumen de ingresos), como por su periodicidad (ya que tiene carácter mensual y se genera desde el día 1, sin que haya período de carencia) como por su importe (porque la cuota mínima ronda los 300 euros).

 

Todas las personas que desarrollan una actividad laboral, profesional o empresarial deben estar incluidas en algún régimen de la seguridad social. Básicamente, existen dos: o trabajas para alguien (por cuenta ajena) o trabajas para ti (por cuenta propia), en este segundo caso en el llamado Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA.
La forma de calcular el coste de seguridad social generado por una persona que trabaja para otra es relativamente sencillo: está directa y unívocamente relacionada con su salario. Pero en el caso de quien trabaja para sí, la cuota a pagar se calcula de una forma mu sencilla:

 

  • Sobre una base de cotización
  • Sobre unos conceptos de cotización
  • Se aplica unos porcentajes

Así de sencillo. Pero la cosa sieeeeempre se complica.

Te lo explico a continuación, aunque se hace un poquito farragoso por la cantidad de excepciones que existen. En cualquier caso, como siempre, en caso de cualquier duda no dudéis en contactar conmigo y trataremos de resolverla.

 

Primera clave: las bases de cotización

La cuota de autónomos: las bases de cotización

En el RETA, la Seguridad Social le permite optar, elegir, entre una serie de bases de cotización comprendidas entre dos, mínima y máxima, cuyas cuantías se actualizan anualmente con carácter general en la pertinente Ley de Presupuestos Generales del Estado y órdenes ministeriales que la desarrollan. Esta elección debería realizarse teniendo en cuenta lo que la persona emprendedora prevé que serán sus beneficios empresariales. Esta será la base sobre la que se calculen posibles prestaciones futuras como pensiones de jubilación, prestaciones por incapacidad laboral y similares.

Para 2017:

  • La base mínima de cotización es de 893,10 euros / mes
  • La base máxima de cotización es de 3.751,20 euros / mes

Y en este intervalo, la persona emprendedora elegirá qué base de cotización le interesa más. Aunque esto no es toda la verdad: empiezan las excepciones:

Relacionadas con la edad

La capacidad de elección está limitada en función de la edad, para impedir que se fuerce la cotización en los últimos años de vida laboral para incrementar la futura pensión de jubilación. Las limitaciones se establecen en las bases máximas que se podrán elegir:

  1. Quienes a 1 de enero de 2017 tengan 47 años sólo podrán aumentar su base de cotización hasta 1.964,70 euros mensuales si en diciembre de 2016 tenían un base inferior a 1.964,70 euros.
  2. Quienes a 1 de enero de 2017 tengan 48 o más años sólo podrán optar a bases comprendidas entre 963,30 (mínima) y 964,70 (máxima).
  3. Quienes a 1 de enero de 2017 tengan más de 50 años y al menos 5 años cotizados sólo podrán optar a bases comprendidas entre 893,10 (mínima) y 964,70 (máxima).

Relacionadas con la actividad

Se establece una particularidad en relación con la venta ambulante o a domicilio, reconociendo las particularidades de su desempeño, ya que tanto las personas autónomas como las incluidas en el régimen general por ser miembros de cooperativas de trabajo asociado podrán elegir entre la base general mínima del régimen general de 825,60 euros, la base mínima de cotización de 893,10 euros o el 55 % de esta base, es decir, 491,10 euros, en función de determinados requisitos (que trabajen en mercadillos de más o de menos de 8 horas diarias y que perciban o no perciban sus ingresos directamente de los compradores)

Relacionadas con el número de trabajadores a cargo del autónomo/a:

Los/as trabajadores/as autónomos/as que en algún momento del año 2016  de manera simultánea hayan tenido contratado a su servicio a un número de trabajadores por cuenta ajena igual o superior a diez, la base mínima de cotización será de 1.152,90 euros (grupo 1 de cotización del Régimen General).

Relacionadas con la forma jurídica de la empresa:

Para calcular la cuota de autónomos cuando la persona emprendedora está incluida en el RETA por ser socio mayoritario de una sociedad mercantil (es decir, no ejerce su actividad como empresario individual, sino como socio mayoritario de una sociedad limitada, pongamos por caso) la base mínima de cotización será de 1.152,90 euros (grupo 1 de cotización del Régimen General).

 

Segunda clave: los conceptos de cotización

La cuota de autónomos: conceptos de cotización

En el cálculo de la cuota de autónomos existen 4 conceptos de cotización. Algunos son obligatorios y otros son voluntarios. Son:

  • Contingencias comunes (CC): es la básica y obligatoria.
  • Incapacidad temporal (IT): cotización para poder percibir la prestación por enfermedades comunes. Es obligatoria, con 1 única excepción: que la persona cotizante esté en pluriactividad, es decir, que la persona cotizante esté realizando dos o más actividades laborales que obliguen a cotizar a la Seguridad Social. En este caso, hablaríamos de una persona que está en el RETA y, a la vez, ejerce una actividad laboral por cuenta ajena. Si ya está cotizando por esta última actividad, la cotización a IT en el RETA es voluntaria.
  • Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (AT y EP): cotización para poder percibir la prestación en caso de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Es voluntaria, salvo 3 excepciones: para los/as trabajadores/as autónomos/as económicamente dependientes, para quienes cotizan por cese de actividad (lo veremos a continuación) y para quienes desempeñen una actividad con elevado riesgo de siniestralidad (construcción, por ejemplo).
  • Cese de actividad (CA): cotización que se realiza para tener derecho a la percepción de una ayuda económica en caso de cierre de la empresa. Con muchas menos ventajas y con un trazo muy grueso, es el equivalente a la prestación por desempleo de las personas autónomas. Es voluntaria. Para poder cotizar por cese de actividad, es obligatorio hacerlo por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

 

Tercera clave: los porcentajes de cotización

La cuota de autónomos: porcentajes de cotización

Vistos ya cuáles son los conceptos de cotización (obligatorios y voluntarios), analizamos a continuación los porcentajes que se aplican sobre cada uno de estos conceptos:

  • Contingencias comunes(CC): representa un 29,8% de la base de cotización. En el caso de pluriactividad es del 26,5% y en el caso de cotización por cese de actividad y por incapacidad temporal conjuntamente asciende a 29,3%

Para 2017, la cuota básica mínima mensual por CC es de:

893,10 euros x 29,80% = 266,14 euros

En el caso de pluriactividad, la cuota básica mensual sería de :

893,10 euros x 26,50% = 236,67 euros

En el caso de cotización por cese de actividad e incapacidad temporal, la cuota básica mensual sería de :

893,10 euros x 29,3% = 261,68  euros

  • Incapacidad temporal (IT): representa el 0,10%.

Para 2017, la cuota mensual por IT sería de:

893,10 euros x 0,1% = 8,93 euros

  • Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (AT y EP): el porcentaje de cotización se establece en relación a la actividad desarrollada: el mínimo se sitúa en 1,3% y el máximo en el 6,5%. En este enlace podéis ver la tabla completa de cotización por AT y EP

Para 2017, la cuota mensual por AT y EP sería de:

Máximo : 893,10 euros x 6,5% = 58,05 euros

Mínimo: 893,10 euros x 1,3% = 11,61 euros

  • Cese de actividad (CA): representa un 2,2%.

Para 2017, la cuota mensual por CA sería de:

893,10 euros x 2,2% = 19,65 euros

 

 

Cuarta clave: a sumar !!!!

La cuota de autónomos: a sumar !!

Por lo tanto, la cuota de autónomos final, cotizando por todos los conceptos, calculados sobre la base mínima y sin ningún tipo de bonificación sería de:

CC+ IT + AT + CA:

(893,10 x 29,3%) + (893,10 x 0,10 %) + (893,10 x 1,3%) + (893,10 x 2,2%) = 293,83 euros/mes.

 

 

Y con esta base, ya estamos listos para hablar del conjunto de bonificaciones, que sí las hay y son muy sustanciosas. Pero de eso hablaré otro día…….

 

Ahhhh, para finalizar, y por si alguien se anima os dejo los enlaces al marco normativo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*